viernes, 12 de agosto de 2011

El Maestro Engels sobre el Lumpen


El lumpemproletariado, esa escoria integrada por los elementos desmoralizados de todas las capas sociales y concentrada principalmente en las grandes ciudades, es el peor de los aliados posibles. Ese desecho es absolutamente venal y de lo más molesto. Cuando los obreros franceses escribían en los muros de las casas durante cada una de las revoluciones: «Mort aux voleurs!» ¡Muerte a los ladrones!, y en efecto fusilaban a más de uno, no lo hacían en un arrebato de entusiasmo por la propiedad, sino plenamente conscientes de que ante todo era preciso desembarazarse de esta banda. Todo líder obrero que utiliza a elementos del lumpemproletariado para su guardia personal y que se apoya en ellos, demuestra con este solo hecho que es un traidor al movimiento.

Prefacio a La guerra campesina en Alemania, Engels

2 comentarios:

Quibian Gaytan dijo...

Indiscutible la caracterización de Engels respecto al papel negativo, en general, del lumpenproletariados en la revolución. Pero, la experiencia ulterior del Movimiento comunista y ya en la nueva época de la revolución proletaria mundial ha sido completada y precisada. Por ejemplo, el camarada Mao señala que: “Existe además un subproletariado bastante extenso, compuestos de campesinos que han perdido la tierra y de obreros artesanales que no encuentran trabajo. Ello les acarrea las más precarias de las existencias… La posición a asumir hacia esta categoría es uno de los problemas más difíciles… Son elementos capaces de luchar con gran coraje, pero inclinados a acciones destructivas; si son bien dirigidos pueden devenir una fuerza revolucionaria”. (Mao Tse-tung, Análisis de las clases en la sociedad china. O. E., volumen 1, pág. 15). ¿Qué se dice allí? Se dice que, (1) Las clases sociales y las categorías sociales no son encajonables, su rol y su psicología social varían constantemente según los estadios de desarrollo de la sociedad capitalista, y del grado de influencia política de la clase obrera en lucha sobre ellas. Ello habla del radio de amplitud o estrechez del frente revolucionario y del ejército revolucionario; (2) El núcleo de la categoría social conformada por el lumpenproletariado, elementos de las clases proletarizadas, pueden y deben ser trabajadas y políticamente sumados a las fuerzas sociales de la revolución, que sus acciones destructivas pueden ser canalizadas y dirigidas contra las fuerzas contrarrevolucionarias.

Enmerkar dijo...

¡Magnifica reflexión del camarada Engels!. Y pensar que hoy hay tantos "comunistas" -en verdad revisionistas y tibios- que cobijan o contemplan a esa escoria.

Saludos socialistas.